1 Lo que sucede cuando tu hijo utiliza Snapchat: el nuevo experimento de Coby Persin’s

Un nuevo experimento social realizado por Coby Persin, un vlogger de YouTube, en cooperación con la aplicación de control parental mSpy, muestra que, a pesar de las advertencias de sus padres, los niños aun aceptan encontrarse con extraños que conocen a través de redes sociales.

Por supuesto, los predadores en línea no muestran su verdadera identidad. Se esconden detrás de perfiles falsos de chicos o chicas lindas, entablan conversaciones normales, y dejan comentarios dulces para parecer confiables. Después de un tiempo, piden encontrarse en persona y los niños terminan encontrándose en algún lugar con una persona completamente diferente. El chico lindo de Facebook podría ser un abusador de 40 años.

En el video, Coby creo 3 perfiles falsos y se hizo amigo de 3 adolescentes. El objetivo era convencerlos de encontrarse en persona. Los padres veían lo que sus hijos escribían a los extraños a través de Snapchat con un software de control parental llamado mSpy.

Básicamente, los niños acceden a ir al lugar que el extraño sugiere. Sasha, una de las chicas, fue al baño a esperar por el chico falso. Su mama, escondida en el armario, está en shock al mirar a su hija en la habitación de una persona totalmente desconocida.

Este experimento hace hincapié en: los padres no saben que es lo que sus hijos hacen en línea. Como resultado, sin un monitoreo profundo, los niños pueden encontrarse con ciber riesgos. Entre los riesgos en línea más populares, se encuentra el ciberbullying, sexting, contenido adulto, fuga de información en línea, juegos suicidas, etc. Vamos a analizarlos.

Ciberbullying

Si encuentras comentarios ofensivos en las publicaciones de tu hijo en redes sociales, no te sorprendas, esto se llama ciberbullying. Lo peor de todo es que algunos niños piden que les hagan ciberbullying. Los niños a veces piden a la audiencia en línea que se burlen de ellos. Muy seguido, esto se convierte en insultos ya que no son solamente sus amigos quienes les dejan comentarios.

“Las medias bromas, los medios insultos pueden provocar complejos de inferioridad, y problemas psicológicos y emocionales”, dice Stephanie Humphrey, una experta de la “vida tecnológica”. Desafortunadamente, el ciberbullyng puede causar un suicidio, así como lo hizo con Mallory Grossman, una niña de 12 años de New Jersey. El 71% de los adolescentes americanos confiesa estar preocupado a causa del ciberbullying. Además, las victimas de bullying, son de 2 a 9 veces más propensas a considerar el suicidio. Y solamente 1 de cada 10 niños les cuenta a sus padres si sufre de ciberbullying.

Sexting

Sexting es un peligro en línea el cual consiste en compartir fotografías de partes del cuerpo desnudas o semi desnudas. También puede ser enviar texto sexualmente explícito en forma de broma o tomar una foto de alguien en una posición embarazosa en alguna fiesta y después enviarla a sus compañeros. El 39% de los adolescentes admite que practica el sexting. No solamente esto es malo para su reputación, sino que, el guardar fotos sexuales de menores de edad (incluso la novia de tu hijo) puede ser considerado como un crimen sexual, y sus participantes, como delincuentes sexuales. Lo que es peor, en Estados Unidos y en el Reino Unido, se han aprobado leyes para enviar a prisión a los padres de los niños que hacen esto.

Contenido adulto, pornografía

“El 30% del internet es pornografía”, dice una encuesta hecha por Sebastian Antony para ExtremeTech. Los sitios pornográficos se las arreglan para ser anunciados en los medios masivos. Ya que la industria se está expandiendo, es más probable que los niños se crucen con un anuncio para adultos aun cuando estén navegando un sitio para niños.

Fuga de información personal

Los padres deberían saber que los niños comparten su información personal en las redes sociales. El 93% de los niños utiliza su nombre real en Facebook y el 21% comparte su número de teléfono. Además, al utilizar la función de video en directo de Snapchat o WhatsApp, siempre es posible descubrir la ubicación exacta de la persona.

Reclutamiento para juegos suicidas

Si ves la foto de la ballena azul colgada en la pared de la habitación de tu hijo, alármate. No es una inocente foto. Es el símbolo de un oscuro juego llamado “Blue Whale Challenge”, que empuja a los niños a cometer suicidio. El juego atrae a los niños vía las redes sociales. Es fácil de entrar, pero casi imposible salir ya que sus agentes amenazan a los niños con descubrirlos. Les asignan 50 tareas peligrosas (como brincar desde la azotea, sobre las barras en el campo de construcción) y la última es cometer suicidio. 130 niños se han quitado la vida debido a este juego alrededor del mundo y el numero sigue creciendo. Los padres argumentan que no tenían idea de que sus hijos estaban involucrados en esto.

Si tienes un adolescente en casa, asegúrate de que no se enfrenten a ninguno de estos peligros. Aquí tienes unos pasos sencillos para hacer que tu hijo siga las reglas de seguridad:

  • Habla abiertamente con tu hijo sobre su deseo de encontrar a su media naranja en internet. Demuéstrales tu apoyo, pero insiste en que deben seguir las reglas.
  • Que quede claro: no compartir información personal, no encontrarse con extraños, no compartir información de ubicación, etc.
  • Miren videos de seguridad en línea juntos y discútanlos. Asegúrate de obtener las respuestas que buscas.
  • Muestrales casos de víctimas y pregúntales porque ha sucedido esto.
  • Acude a un terapeuta familiar. Deja que hablen con tu hijo sobre esto.
  • Monitorea la actividad en línea de tus hijos con un software de control parental para prevenir los riesgos en internet.
  • Pide a los maestros que hagan estas preguntas en clase.

Gracias videos como el de Coby, los padres pueden ver con sus propios ojos que los peligros en línea están más cerca de lo que ellos creen. Al seguir unas reglas básicas de seguridad en línea, ellos pueden disminuir significativamente la exposición de sus hijos a los peligros en línea.

Infórmase más en localizar-movil.com

Licencia

Localización de los teléfonos móviles Copyright © by . All Rights Reserved.

Compartir este libro